DEFINICIÓN DE PROSPERIDAD

noviembre 30, 2017
Posted in BLOG
noviembre 30, 2017 Mystical People

El diccionario de la Real Academia Española define a la palabra prosperidad como: 1. curso favorable de las cosas 2. Buena suerte o éxito en lo que se emprende, sucede u ocurre

(RAE 22º edición)

Se asocia la palabra prosperidad con el dinero, pero éste es sólo el resultado o la consecuencia de haber hecho las cosas bien, por lo que sería una confirmación de un proceso que ha llegado a buen término.

Se puede ser próspero, sin haber acumulado suficiente dinero. El diccionario de la RAE lo afirma, ya que no se refiere en ningún momento a la obtención de moneda en efectivo. A pesar de todo uno puede disfrutar de la riqueza, ya que ésta puede ser afectiva, social y no sólo material.

Sin embargo, la organización social actual, obliga a tener dinero para poder de algún modo aumentar el nivel de calidad de vida. Un piso más grande y en una mejor zona, no se obtiene sólo con buenas intenciones. Lo mismo fijar un día a la semana para darte el tiempo para ir a jugar golf, mientras disfrutas de la naturaleza.

No necesitas ser millonario para obtener esto, pero si el dinero suficiente para solventarlo o en el caso del golf para utilizar tu tiempo en actividades ?económicamente no productivas?.

De todos modos, no sólo es el dinero el que brinda satisfacciones, sino el haber logrado lo que te has propuesto en algún momento.

Uno de los secretos de la prosperidad es que el dinero sea un medio y no un fin en sí mismo. Es una herramienta que permite acceder a nuevas formas de vida. Se podría tal vez lograr algo sin dinero, pero lo seguro es que se hará mucho más dificultoso.

Para tener éxito en lo que se emprenda (prosperidad) es necesario:

Focalizar la atención en uno o dos objetivos que tendrás presente hasta haberlos logrado.

No dejar proyectos pendientes, ya que la actividad cerebral funciona también a nivel inconsciente, sobrecargando el sistema neuronal, si no se le da un corte, aún cuando no se haya alcanzado el objetivo, sigue acumulándose como un tema pendiente, con el consiguiente aumento del estrés.

Establecer prioridades. El trabajo es importante para la movilidad social, pero tu familia y amistades también son parte de tu entorno, y brindan prosperidad a tu vida. El equilibrio es fundamental.

Saber muy bien lo que se desea. Objetivos difusos, sólo conducen al logro de metas indefinidas. Si no logras lo que realmente querías, te habrás desgastado en el proceso, y el final no termina siendo todo lo satisfactorio que anhelabas.

No sentir culpa por ganar dinero. En las sociedades de tradición latina, no se ve con muy buenos ojos ganar dinero. Sin embargo, como expresé anteriormente, el dinero como medio es una forma rápida de alcanzar prosperidad en tu vida.